martes, 27 de marzo de 2018

POSTPOSTUREO.


Buenas tardes a todos, compañeros. Aquí vuelvo en este desenfrenado intento por demostrar que Blogger no es una plataforma muerta que se ha quedado para vestir santos o para albergar capturas y vídeos de famosas, o sea, el vestir santos de internet.

Corren tiempos difíciles en el mundo de las redes sociales. Con Twitter lleno de gente indignándose y de gente indignándose porque otros se indignan. Facebook poblado por grupos de cuñados, gente anticatalana y el maldito tren de los amigos de Granada. Cuidadito con el tren.

Y como cúspide del tema que vamos a tratar hoy, tenemos a Instagram. El lugar en el que el postureo se vuelve grande y gordo como los materiales con los que trabajan los mamporreros. Y no he venido a criticar el postureo. Eso ya lo hice hace al menos 5 años.

Instagram es una red social a la que me he resistido como un gato panza arriba. Sin embargo, algo está sucediendo. Algunos (Una de las tres personas que me leen, al menos) se habrá percatado del nacimiento de una cuenta totalmente aberrante. Una cuenta que va en contra te todos los cánones estéticos impuestos por las gentes de Instagram.

Esa cuenta es tan decadente y denigrante que solo podría estar dirigida por un genio o un deficiente. Y está dirigida por lo segundo. El deficiente soy yo. Y es que una feliz mañana de esas en las que estoy productivo y no dedicándome a jugar en el emulador de la Game Boy a Pokémon, decidí sucumbir ante Instagram. Sin embargo, no iba a ser como se podría imaginar en un principio.

Decidí que dedicaría mi Instagram a hacer fotos, directos y stories enfocando al suelo, a litros, tercios o latas de cerveza y a paquetes de tabaco. Obviando lo evidente, que es que le ahorro al mundo verme el careto, lo demás no deja de ser un despropósito alimentado por el alcoholismo y el tabaquismo.

Pero a mi me hace gracia, porque soy imbécil. Me hace gracia ver esto como un duelo entre lo más cutre y lo cool de los Influencers, que no dejan de ser lo que toda la vida ha sido un tonto con un móvil. Sin criticar las fotos o vídeos que cada uno sube, me voy a dedicar a poner una horrible mancha de decadencia en Instagram. Vuestro postureo, totalmente lícito, contra mi Postpostureo. Uno para uno sin camiseta, jugando con la ventaja de que los pezones masculinos no son censurados por los señores del Servicio Secreto de caza y destrucción de fotos de pezones femeninos. También conocidos como el "Aquí, de puta como siempre" Squad.

Y aquí todos tan amigos. A mi no me molesta el postureo y espero que no os moleste mi postpostureo. Porque yo he llegado a Instagram para reírme un poco y ya está. Y no pasa nada. Coño, ya. Me cago en mis muertos.

No, ya en serio. Si queréis ver fotos de litros, suelos y demás mierda, pues podéis pasaros a mirar un rato. Pero no me sigáis, que vais a acabar hasta los genitales de mi.

Aquí os dejo este desagradable proyecto. Soy @suelosylitros. El título promete lo que da.

Un saludito para la plebada.

Aarón Hernández.

viernes, 23 de marzo de 2018

Otra vez Córdoda, otra vez Amanda. Fucking Amanda. You Ruined My Life. Season 2.


Pues el fin de semana pasado estuve en Córdoba. Y está muy bien. Me gustó pese a que probablemente fui el día que más llovió. Acabe con los pantalones mojados a la altura de las rodillas y el paraguas roto. Pero mereció la pena. Mucho.

Asistí al estreno de la segunda temporada de "Fucking Amanda.. You Ruined My Life" la serie por antonomasia de este blog. Hemos hablado mucho de ella, porque lo merece. Después de tener el privilegio de ver el primer episodio de esta nueva temporada en pantalla grande, puedo confirmar que estamos ante una de las webseries más trabajadas, profesionales y brillantes de los últimos tiempos.

Tras ver el capítulo y ver a los actores en persona, me sentí como si estuviese en Hollywood. Y quizás son hasta mejores que las estrellas de cine, al menos, son auténticos. Y nunca hemos oído que Alex Sereno haya echo castings recibiendo a la gente en bata y con un vaso de whisky en una mano y un bote de viagra en la otra (Véase Harvey Weinstein). Así que al loro, que no estamos tan mal.

Pero ya fuera de bromas, es totalmente cierto que me sentí abrumado de ver en persona a esas actrices y a esos actores que tan buenos momentos me dieron en la primera temporada.

Y después me hice un tour por los bares cordobeses y, como en los últimos 6 años de mi vida, no recuerdo mucho más. Mención especial a la Cordobeer y a los católicos que llenaron la Mezquita de cuadros de Yisas.

Y ya, después de esta introducción que poco importa, porque esto no es "Un país para comérselo", ni yo soy Juan Echanove, por suerte, vamos con la mandanga.


El primer episodio es una gozada. Verlo en pantalla grande, repito, una experiencia mágica. Alex Sereno nos brinda un inicio que sigue dos líneas temporales distintas, diferenciadas por el color y el blanco y negro. Un blanco y negro delicioso. Nos sumerge en la intimidad de la compleja relación entre Alex, un siempre perfecto Fran Cubero y Amanda, MASU MAYER. No me he dejado el bloq mayúsculas apretado. Es que es MASU MAYER. Haciendo maravillas. Su interpretación brillante en la primera temporada queda en nada si la comparamos con todo lo que hace y lo bien que lo hace en este episodio. Si en la primera estaba de 10, aquí está de 20. Y además, ahora también es consultora de producción de la serie.

Míster Sereno nos da este episodio como un nexo de unión entre ambas temporadas. Nos dice que ha pasado y que está pasando ahora. Con un guión capaz de darnos momentos de una tensión sentimental trabajadísima. Por otro lado, nos da momentos verdaderamente hilarantes. La escena de la cena con la hermana de Alex, Alicia y el novio de esta, Juanan, es un espectáculo. Además deja una frase que ya formará parte de mi, para siempre. No hago spoiler, véanla.

Y hablando de la hermana de Alex, esa es otra de las claves de esta temporada. Personajes nuevos. Muchos. En el primer episodio se nos presentan a dos de los nuevos personajes principales. Por un lado la ya mencionada Alicia, interpretada por la, para mi, inigualable Ruth Ceballos. Por otro, Miriam, la que parece que será el gran apoyo de Amanda en esta temporada. Su intérprete es Marta Nebot, otro gran descubrimiento. La naturalidad con la que actúa es sencillamente extraordinaria. Porque a estas alturas, en una webserie, lo que se valora es la naturalidad. Nadie quiere ver a gente sobreactuada como Jim Carrey puesto de MDMA. Mantener esa naturalidad es un acierto.

La dirección a dos manos de Alex Sereno y Miguel Justicia es de un virtuosismo y un amor por lo que se está haciendo encomiable. Se pueden sacar muchas postales y fondos de pantalla de algunos de los planos que podemos ver en este primer episodio.

 
Y ya en mi casa, vi el segundo episodio. Más coral. También excelente. Aquí quizás tengo una debilidad, Robert Vilches. Su Eric es quizás mi personaje favorito. Su arco argumental de la primera temporada me emocionó. En este segundo episodio regresa con la intención de seguir deshaciendo todo el mal que hizo en la que podríamos llamar su anterior vida.

También volvemos a ver a Celia (Pepa López) y Cristian (Álvaro Agredano). No parece que les vaya muy bien. Y con este capítulo acabamos conociendo al resto de nuevos personajes. Mario (Ángel Bascuñana) que será el director de "Fucking Amanda", en lo que es ya un ejercicio de metaficción. Luego tenemos a Raquel (Gemma Ortega) que será la Amanda de la película y que parece congeniar con Alex.

Un Alex perdido y desolado porque Amanda se ha ido de la ciudad. Su película va a tener que rodarse sin productora y su hermana se le ha enganchado como nueva representante. Amanda, mientras tanto, piensa en que hacer con su vida, mientras disfruta de la hospitalidad de Miriam.

Entre tanto volvemos a ver a Pablo (Chema Valenzuela) el ex de Amanda, que no está pasando por su mejor momento y a su contraparte y una de las MVPs de la primera temporada, Sue (Alba Santor). Todo esto lo comento para que os hagáis a la idea de que nadie es olvidado en esta segunda temporada y a la gran cantidad de personajes que vamos a ver confluir.

El guión de Alex Sereno para este segundo episodio pone todas las piezas sobre el tablero para echar a rodar en la temporada.  Una temporada que tras dos episodios pinta magnífica. Y ojo, que en el tercer episodio veremos al mismísimo Míster Sereno frente a la cámara.

Resumiendo. Esta segunda temporada ha dado un salto de calidad con respecto a la ya brillante primera. Los nuevos personajes, el guión, la dirección, la interpretación de actrices y actores, la fotografía, todo. Todo nos hace pensar que vamos a vivir una nueva aventura que sin lugar a dudas nos dejará satisfechos e impresionados.

PD: Los títulos de crédito del inicio me traen loquísimo.

Y es que como ya os dije, no perdáis de vista a Alex Sereno, hay mucho talento ahí. Tanto él, como el equipo del que se ha rodeado es excelente.

Ved la serie y haceos un favor, maldita sea.

Aarón Hernández.

lunes, 19 de febrero de 2018

Crónicas del que nunca entendió lo que había que entender.


El hombre que aprendió a ser hombre. Macho. Heredero eterno del apellido. Hombre que dejará su apellido como señal de la potencia eterna del hombre. Y esto no me lo enseñaron mis padres. Me lo enseño la vida vivida. Mis padres a día de hoy dejan, sin ningún reproche jugar a mi hermano con muñecas y cocinas. Porque eso es así. Cada uno jugará con lo que quiera. Porque cada uno debe ser quien quiera ser.

Masu Mayer es una heroína. Estuvo en mi blog, contando su historia. Y yo la entrevisté sin decir la verdad. La verdad es que yo también caí en ese juego. Fui un bastardo, un cerdo y un  hombre que fue tan hombre que dejó de ser persona.

Masu no lo sabe. Jamás me atreví a decirle lo que hizo por mi. Yo ya estaba en un camino de reinserción pero su historia y tratar con ella hizo mucho. Me enseñó a librar otra batalla. Una batalla en la que los protagonistas no somos nosotros. Ni de coña. Son ellas. Siempre fueron ellas. Porque quienes nos dan la vida son ellas. Las que nos enamoran son ellas. Y las que son ellas, simplemente ellas, porque el mundo no gira al rededor de nuestra jodida polla,  las que existen y hacen del mundo un lugar mejor, son ellas.

Si solo nosotros hombres, existiésemos, el mundo sería una mierda. Y no le doy a nadie lo que quiere escuchar. Jamás me he dejado coartar por lo que se piensa. Porque yo ya estoy perdido. Estoy fuera de este juego. Porque jamás alcanzaré el ser un escritor de postín.  Jamás seré el Hemingway que quise ser. Pero quizás pueda dejar por un segundo un mensaje.

Vivimos en un mundo que dificulta la visibilidad de las mujeres. Aún no ha ganado nadie. Aún no se trata de criminales a los depredadores sexuales que siguen tratando a una mujer como carne de barbacoa. Aún no se entiende que una mujer no es un coño. Que no es la opción más lógica a hacerse una paja.

Si vas a ser un cerdo y si no vas a respetar te trae más cuenta hacerte una paja y romperte la polla y que no sea un arma contra nadie. Porque a todos nosotros los hombres heteros, como yo, nos gustan las mujeres, pero sinceramente, estoy muy a tomar por culo de ser un santo, pero he aprendido y quiero ser simplemente eso, un hombre respetuoso. No quiero ser un aliado que pide nudes. Quiero que cada una luche por si misma. No quiero ser parte de una lucha que no me corresponde. No quiero ser el hombre que alza la voz por las mujeres. Como si ellas no tuviesen voz.

Esta es una lucha que deben librar ellas y aquí no pintamos nada. Podemos apoyar y podemos ser consecuentes con nuestros actos. Hay una lucha larga y difícil. Siempre habrá maltratadores y siempre habrá mujeres que se esconderán.  Pero por muy difícil que sea, hay que gritar más alto.

Hay que contar la verdad y optar por la sororidad. Mujeres y mujeres apoyándose.

De vosotras es el mundo. Sin vosotras no hay nada que hacer.

No es hacer la pelota, ni ir de aliado. Solo quiero corregir mis comportamientos y lo expreso de la única forma que sé, escribiendo. Hoy tocaba abrirme contra el mundo en el que vivimos y romper una, dos tres y ochocientas lanzas en favor de todo lo bueno y nuevo, que siempre debió ser inamovible.

El futuro es vuestro. Y es asqueroso que un hombre, como yo, tenga que decir eso.

Espero que este articulo pase sin pena ni gloria. Y que hagáis caso a ellas. A las mujeres.

Porque aquí, no pinto una mierda.

No es mi lucha. Pero no hay otra lucha.

La revolución será feminista o no será. 

Aarón Hernández.

martes, 7 de noviembre de 2017

Vuelve el frío, vuelve el escritor.


Pues eso. Después de dar voz a gente que lo necesitaba y que debían hablar, desaparecí. Por la inconstancia del genio o la flojera del que no encuentra el éxito.

Tras un verano de calor asfixiante y negocios para nada prósperos, vuelvo. El frío me llama. Tampoco nos estamos helando, pero dan más ganas de hacer cosas. Quizás solo sea eso. Es mucho más atractivo sentarse delante de un ordenador a escribir cuando no te cae el sudor por la frente.

O tal vez sea la melancolía de las lumbres. Lo acogedor de un hogar aliente en un día frío. Dejas de ser tan vago, supongo. Se te ocurren más ideas, vuelvo a suponer.

A lo mejor es que tengo ganas otra vez de escribir. De seguir aferrándome a ese clavo ardiendo de la escritura. O que hoy me ha dado por ahí.

Pero vuelvo. Vuelvo a escribir aquí y en la intimidad de mi hogar. Vuelvo a ponerme manos a la obra. Lo digo como si esto fuese un trabajo y no una pasión. Quizás por eso dejé de escribir. Era más una obligación para con este blog, que una pasión.

Vuelve la pasión ahora, tal vez.

Voy a volver a escribir una novela. Voy a volver a escribir aquí.

Quizás sea por el frío. Porque soy un genio inconstante. Porque soy un vago. Porque me niego a fracasar. Porque soy un escritor.

Bienvenidos de nuevo. Esto es 7Artes.

Aarón Hernández. 

lunes, 3 de julio de 2017

La voz que se alzó tras años de silencio.


Hace un tiempo os hablé de la serie "Fucking Amanda", luego entrevistamos a Álex Sereno. Hoy os traigo a Masu Mayer, Amanda en la serie, como forma de cerrar el círculo. Un círculo que se va a cerrar de forma justa y necesaria.

El vídeo que tenéis arriba es un testimonio que todos debéis ver. Primero lo veis, luego lo podéis complementar con esta entrevista. Pero es justo y necesario que oigáis las palabras de esta chica con tanto talento y tanto futuro por delante.

En lo profesional, no le perdáis la pista. En lo personal, escuchad su historia. Su historia es la de muchas. Y hoy está aquí para dar voz. Porque es la voz que se alzó tras años de silencio.

- Primero de todo, esta situación la viviste con 15 años, ahora tienes 21 ¿Qué te llevó ese día a hablar de este tema después de tantos años callando?

* Mi entorno ya lo sabía, pero de cara al público nunca había hablado. Yo veía por redes sociales a chicas que pasaban por la misma situación y no se daban cuenta. Con este tema me siento responsable de ello, porque al verlo, tenía que hablar. Si sé una cosa, tengo que compartirla. Me agobié y dije "voy a soltarlo".

- En tu vídeo dices que muchas veces habías intentado hablar del tema públicamente y nunca podías ¿Cúal es la diferencia entre la Masu que no podía plasmar la situación en palabras y la Masu que hizo finalmente el vídeo?

* Lo intenté muchas veces pero lo dejaba al momento porque pensaba que me metería en problemas. Pensaba más en las consecuencias que en lo que podía tener de bueno. Llegó un momento en el que dije "voy a hablar lo que me vaya saliendo y ya está". Sin pensar en las consecuencias.

- Salvando las enormes diferencias entre la historia que se da en "Fucking Amanda" y tu experiencia ¿Cómo encaraste ponerte en la piel de una persona envuelta en una dependencia emocional?

* Me ayudó a entender al personaje. Yo veo a Amanda de una forma distinta a como la ve la gente. Yo la veo como alguien que se deja influir por su novio. Y no quiere hacer daño a Álex. Sabe que esa situación no es buena y quiere cortarla de raíz.

- Este tipo de gente entra en la vida de las personas pareciendo perfectos y luego se destapa lo que llevan dentro ¿No es así?

* Sí, tanto con este chico como con los demás. Es un patrón que se da siempre. Parecen los novios perfectos. Él pinta las cosas como que él es muy bueno, que te trata muy bien y como da esa sensación de perfección, luego todas las cosas parecen justificadas porque el es demasiado bueno contigo. Si hace algo es porque él sabe lo que es mejor para ti y lo que te conviene. Y lo disfraza.

- ¿El nivel de control que ejerció sobre ti hizo que no te dieses cuenta de a donde iban las cosas?

* Hubo momentos en los que si me daba cuenta. Lo intentaba dejar porque me daba cuenta de que no estaba bien, que no podía controlarlo. Pero llega un momento en el que te tiene tan comida y tan encerrada que ya no puedes salir. A mi me decían "Masu, te está maltratando" y yo me daba cuenta pero no quería reconocerlo. Lo sabía pero estaba tan ligada a él que no podía escapar. Llega un momento en el que sabes que lo estás pasando mal pero piensas que va a ser peo si no estás con él.

Eso también pasa en cierto modo en "Fucking Amanda". Saben que están mal pero siguen buscándose el uno al otro.

- Dices en el vídeo una cosa muy importante. "Una mujer maltratada no es solo a la que le pegan".

* No hay una cosa sin otra. El maltrato físico no llega si no hay una base de maltrato psicológico muy fuerte. Si no te tiene comida la cabeza, te pega y tu reaccionas y te vas. Te tienen que tener muy atrapada. La parte física es muy extrema. Ellos no son tontos y saben que si te dan un golpe te lo van a ver. Hay muchas formas de amenazarte sin tocarte. Sientes que te puede hacer daño físico sin necesidad de hacértelo. A veces no les hace ni falta porque crean un miedo permanente y real.

- Esta persona confrontó a tus amigas ¿Qué pensaste cuando te enteraste?

* Es una situación muy difícil. Siempre hay pequeñas cosas detrás. Cosas que te va lanzando hasta que se forma una bola incontrolable. Yo siempre intentaba llegar a un punto de entendimiento entre él y mis amigas. De cara al público yo no podía quitarle la razón a él. De puertas para dentro si podía decirle "Oye, no le digas esto a mis amigas" y me llevaba una bronca tremenda. Nunca puedes anteponer nada a él. Él tiene que ser lo primero en tu vida.

Teníamos que hacer como que éramos la pareja perfecta y que no teníamos problemas. De puertas para fuera se nos veía perfectos y enamoradísimos. Esto pasa siempre. Es otro patrón. En redes, por ejemplo, siempre tenía que tener un estado refiriéndome a él. Teníamos que hacernos miles de fotos juntos y subirlas todas. Me quité varias veces Twitter, pero cuando lo tenía solo podía escribir cosas sobre él.

- Cualquier problema que surgía, según él, era culpa tuya.

* Son personas que juegan mucho con eso. Siempre que hacen algo que no deberían hacer porque no es normal, te dicen que la culpa es tuya porque no confías en ellos. Tú tienes la culpa porque no eres lo suficientemente buena. Si había alguna discusión porque yo sentía que no estaba siendo justo conmigo él se dedicaba a hablar con su entorno y darles una versión distorsionada para luego volver para decirme que le habían dado la razón. Y por tanto, yo era la culpable. Se escudan en eso y tú como estás sola y no hablas con nadie, pues nadie te apoya.

- Esta gente te aísla para que no te lleguen opiniones de fuera.

* Sí.  Llegó un punto en el que yo ya no tenía relación ni con mi familia. Llegaba a mi casa, me encerraba en mi cuarto y ni salía. Dejé de ir a clase porque todo lo que fuese relacionarse con otras personas estaba mal. Para evitar discusiones, evitaba relacionarme con nadie que no fuese él.

- Tú no podías relacionarte con nadie. Él, por el contrario, sí.

* Sí. Él no tenía impedimento de hablar con otras personas o incluso tontear con chicas. Pero, claro, él nunca hacía nada malo. Eras tú la que no podías acercarte a nadie porque era tontear. Era un "yo me permito cosas que a ti no te permito".

- Ante esa falta de igualdad ¿Te callabas o lo confrontabas?

* A veces intentaba enfrentarme a él. Otras me callaba porque me daba mucho miedo. Pero si es cierto que a veces le decía que porque hacía esas cosas y él siempre tenía una justificación para todo. Psicológicamente me dejaba loca. Me producía confusión y me daban hasta ataques de ansiedad porque no lo entendía. No tenía libertad.

- Llegaste a odiarte a ti misma ¿Cómo se puede vivir odiándose?

* Yo sentía un aislamiento total, una falta de libertad absoluta, pero él era el que me guiaba. Me decía lo que tenía que hacer. Cuando lo dejé y me vi sola pasé de estar enclaustrada a tener libertad absoluta. Fue mucha alegría y mucho miedo. De repente tenía que reinventarme. En dos días, me teñí el pelo, me hice piercings, etc. No me encontraba. Fue más difícil después de la relación. Me lo habían quitado todo. No es solo que te estés odiando durante la relación, después estuve dos o tres años con depresión, tomando antidepresivos y yendo al psicólogo. La lucha que llevas después es muy dura. Incluso a día de hoy tengo problemas de autoestima de vez en cuando. Es muy complicado.

- El tema de "My Chemical Romance". La situación de la tienda de discos. Ya no es que te prohíban escuchar un grupo, si no que, encima, se regodee en ello.

* Es un patrón de dominación. Es una forma de que veas que ellos tienen el poder absoluto. Te lo prohíben pero lo enmascaran en un "no lo escuches porque me voy a sentir mal y tal". Juegan a eso. Después de prohibírmelo, empezó a gustarle el grupo. Yo no podía oírlo a no ser que estuviese él y decidiese poner el disco. Él me hablaba del grupo pero yo no podía sacar el tema. Medía mi reacción cuando él hablaba del grupo.

- Su sombra era tan alargada que tú ni te atrevías a escuchar sola el disco en tu casa.

* Yo podría haber seguido hablando con mis amigas en privado o hacer muchas cosas sin que se enterase. Pero no lo hacía. Ni sacaba la basura. Era pánico a que él se enterase. Sentía que tenía ojos en todas partes.

- El control sobre la vestimenta y el maquillaje también es una pauta.

* No es lo típico de "no hagas esto porque no me gusta" porque ahí tu dices "Eh ¿Qué está pasando aquí?". Es como "me gustas más así", "eso no te sienta bien, ponte esto mejor". Usaba esas estrategias. Llegó un punto en el que me elegía la ropa.

- Un punto importante es que querías estudiar teatro y no te dejó.

* Yo veía que mis amigas estaban en teatro y a mi eso me gustaba mucho porque siempre he estado en ese mundillo con el tema del baile y tal. Me apetecía, se lo dije y él no me dijo "no lo hagas". Pero empezó con el tema de "yo se lo que se hace en el mundo del teatro", "me voy a sentir mal", "te vas a enamorar de otro". Y por sus preocupaciones, dejé el tema. Él ponía por delante sus deseos a los tuyos.

- El tema de la universidad. Te dejó casi como una persona sin talento para estudiar allí.

* Él siempre me decía que era perfecta. Pero luego soltaba comentarios como el de "para aprobar vas a tener que chupar pollas". Cosas que van diciendo poco a poco para anularte.

- Has dicho que casi fue peor después ¿Cómo se va saliendo del pozo?

* Es muy difícil. No quiero mentirle a nadie. Yo quería salir sola para demostrarme que no necesitaba a nadie. Pero siempre necesitas apoyo y a alguien que esté ahí. Durante mucho tiempo, a veces, seguía pensando que todo era culpa mía. Para mi fue muy importante el teatro, muchísimo. Encontrar algo que te apasione de verdad y que te haga levantarte cada mañana. Eso que te devuelve la identidad. Yo lo había dejado todo. Llegué a estar tres o cuatro días sin salir de mi cuarto. Estaba en depresión absoluta.

Dije que había que cambiar las cosas y fui a clases de baile y a teatro. Esas fueron las cosas que me animaron a seguir levantándome. Me hacían salir de la cueva que había creado y esa hora o media hora en la que estaba en clases desconectaba de todo, me sentía más libre y más yo.

También me ayudó muchísimo el activismo. Te das más cuenta de las cosas. Hoy por hoy me sigo dando cuenta de cosas que me han hecho. Cuanto más aprendo más abro los ojos. Escuchar a otras mujeres maltratadas, el apoyarte en ellas, es muy importante. Escuchas cosas de mano de otra persona y te das cuenta de lo que has sufrido. La sororidad es muy importante. Dejas de sentirte sola. Te sientes comprendida.

- Cuando se acabó la relación ¿Las amigas que perdiste pudiste recuperarlas? Pese a haber sido apartadas de tu vida ¿Estuvieron ahí para ti cuando todo acabó?

* Sí. Las mujeres que pasamos por esto pensamos que no vamos a tener apoyo porque hemos apartado a la gente de nuestra vida. Y a veces, no es así. Gente que hemos apartado siguen estando ahí luego. Nos damos cuenta al salir al mundo de nuevo que hay mucha más gente de la que creíamos.

- Háblanos de tu experiencia en el instituto de la mujer.

* Allí es donde aprendí los patrones que había y me di cuenta de que había sido maltratada. Yo no lo quería ver. Pensaba que las mujeres maltratadas son las que salen muertas por la tele o las mujeres de 40 casadas, que tienen hijos y les pegan. Porque eso es lo que te explican en los colegios. Y falta mucha educación en ese sentido.

Te explican los patrones, te forman y sobre todo las reuniones con otras chicas. Allí hablas de como te sientes y crea esa sororidad para apoyarse las unas a las otras y te das cuenta de lo que has pasado. No voy a mentir, es muy complicado ir. Cuando vas y te das cuenta de las cosas decides incluso no ir más. Dejé de ir muchísimas veces. Fui de primeras y cuando me di cuenta de todo me largué. Me fui porque no podía enfrentarme a ello. Reconozco el bien que me hizo y animo a todas a que vayan y que sigan yendo porque me ayudó atreverme a seguir yendo. Y si las chicas se atreven y se enfrentan a ello, van a hacer amistades muy fuertes porque van a dejar de sentirse solas.

- Cuando publicaste el vídeo, lo que vino fue espectacular.

* Sí. Al principio estaba con miedo porque sé el odio que hay al feminismo por las redes. Sin embargo, he recibido un montón de apoyo y he oído a muchas chicas que se han atrevido a hablar a raíz de el. Tenía miedo, pero nada más que por todo lo que me ha llegado de chicas que se están animando a contar su historia. Vale la pena.

Sé que ha habido difusión y han empezado a hablar del tema. Se le ha dado visibilidad a algo tan invisible como el maltrato psicológico. Y es importante que la gente empiece a interesarse y a hablar de ello. Son realidades que no vemos porque estamos calladas.

- Esta gente no cambia.

* Nunca. Yo creía que sí, pero no.

- De una situación tan mala. A día de hoy, años después ¿Cómo te ha reforzado?

* Yo no voy a mentir. Me arrepiento de no haber salido de esto antes. Es una realidad. Todos nos arrepentimos de cosas. Me arrepiento de haber pasado por esto muchísimo. Sin embargo, si es cierto que por mucho que te arrepientas lo que has vivido está ahí. Sé que ahora tengo una conciencia de este tema que a lo mejor no habría tenido. Es muy duro ser consciente de lo que pasan las mujeres. Yo ahora mismo lo soy. Me reconforta saber que me estoy reconstruyendo y que esto no me va a volver a pasar. Y que si está en mi mano, no dejaré que le pase a nadie de mi entorno. Tener conciencia de género, defenderme a mi, a la gente que me rodea y a toda la que pueda. Eso es lo positivo.

Y esto ha sido todo. Insisto en el valor de Masu y en que valoréis un testimonio como este. Hay que trabajar para cambiar el mundo. Y a lo invisible hay que darle visibilidad. Eso solo se hace alzando la voz, como ha hecho Masu y tantas otras. Que el mundo conozca la realidad. Que todas las voces se alcen entre el silencio.

Yo he sido un mero espectador que ha formulado preguntas. Hoy no firmo yo esta entrevista porque la protagonista es ella y muchas otras.

viernes, 9 de junio de 2017

Entrevista a Álex Sereno.


Hoy tenemos en este blog al creador de una de las mayores maravillas en lo que a webseries se refiere. Ya hablamos aquí de "Fucking Amanda. You Ruined My Life". Hoy os traemos una entrevista con el creador de esta preciosa historia.

- Buenas, Álex. En primer lugar me gustaría agradecerte la obra de arte que nos has dado a todos con tu serie.

* Buenas. Gracias a vosotros que habéis dado tanto cariño y habéis compartido.

- ¿El recibimiento general de la serie ha sido bueno?

* Para los pocos medios con los que contábamos, no es que nos hayan visto millones de personas, pero los que nos han visto se han quedado con lo positivo y les ha gustado bastante. Y eso es lo que me llevo. Tanto a mi como a los actores nos han llegado mensajes diciéndonos que les gustó o que incluso llegaron a sentirse identificados con la historia.

- ¿Donde has encontrado unos actores con tanto talento? ¿Fue fácil trabajar con ellos?

* Forman parte de la escuela de arte dramático de Córdoba. Algunos habían trabajado conmigo antes y otros se sumaron tras conocerlos o verlos en otros cortometrajes y daban lo que yo buscaba. No soy una persona a la que le guste hacer castings, prefiero conocer a los actores antes de trabajar con ellos. Me gusta ir poco a poco, no generalizar en un casting global.

En cuanto al trabajo, ha sido fácil, me llevo muy bien con ellos. El único problema fue cuadrar horarios, ya que son de cursos distintos y era difícil ponerse de acuerdo.

- ¿Cuáles han sido tus fuentes de inspiración? Tanto a nivel personal como a nivel referencias cinéfilas.

* La historia es semi-ficción. La historia real no sucedió así, pero si es cierto que se inspira en una historia real, mía propia. Encontré ciertas similitudes con "Californication". La historia de un escritor que tiene una chica que lo inspira y siempre están con el tira y afloja. Quería también plasmar la esencia de "Transparent". Salvando las diferencias, mis personajes, al igual que los de dicha serie, están un poco rotos por dentro. Yo quería contar una historia de personajes que, en el fondo, se sienten abandonados.



- ¿Consideras importante darle visibilidad a un tema como la dependencia emocional?

* Sí. Yo siempre estoy a favor de dar visibilidad. No solo en este tema. Ya que tenemos los medios para contar historias, vamos a contar aquellas que no se cuenten diariamente. Yo empecé a escribir la historia de un chico y una chica y, conforme avancé, me di cuenta de que era algo mucho más grande.

- ¿Qué supone para ti la dependencia emocional?

* Como te he dicho, me di cuenta de que la serie tenía ese trasfondo al empezar a escribir. Yo tuve un problema similar y es la historia que quería contar. Al documentarme para escribir el guión me di cuenta que esa realidad existe y se llama dependencia emocional.

- ¿Es difícil hacer una serie como esta con tan pocos medios?

* Sí y no. No en el sentido de que iba mentalizado para lo que íbamos a hacer y con los medios que teníamos. Rodé cortometrajes antes y ya sabía a lo que me enfrentaba. Tenía miedo porque esto era más serio, era un proyecto más grande. Me hubiese gustado tener más medios para darle más visibilidad a la serie. Rodamos con un micrófono, una cámara y, a veces, un foco y un grúa prestada. Pero me gustaría que se confiase más en los jóvenes que tienen proyectos así y que están empezando.

- ¿Eres consciente del amor que habéis infundido en algunos corazones hacia Córboba?

* Se ha interesado más gente de la misma Córdoba que me preguntaba por los lugares en los que había rodado que desde fuera. La mayoría de gente de fuera con la que he hablado si ha estado en Córdoba. También es cierto que nos hubiese gustado rodar en más sitios, pero por el tema logístico no ha sido posible. El ayuntamiento nos ayudó mucho, pero tampoco teníamos los medios y el agotamiento también influyó. En el capítulo cinco, si es cierto que la policía nos ayudo para que la gente no mirase demasiado a cámara y que el plano secuencia saliese bien.

- ¿Como has conseguido crear personajes tan tridimensionales?

* Al estar la serie inspirada en una historia real, todos los personajes están inspirados en alguien real, en mayor o menor medida. Todos tienen una gran dosis de ficción, hasta Álex, que se supone que soy yo. Son personas reales con problemas reales. Yo al escribir, me pongo en la piel del personaje e intento pensar como actuaría él. Hemos creado una sensación de que no hay ni buenos ni malos, solo personas con sus vidas y sus problemas. Sus errores y sus consecuencias.



- ¿Segunda temporada?

* Yo tengo una idea general de tres temporadas. Aún así planteo cada temporada con un final que puede servir como cierre de la serie. El final de la primera me gusta como final de la serie. Y ahora que estoy escribiendo la segunda, también plantearé el final para que pueda valer como tal.  

- Cuéntame sobre la selección musical.

* Todas las canciones, salvo la de los créditos, son canciones libres de derechos de autor. La canción de los créditos la hizo una chica con la que contactamos tarde, ya que la idea era que hiciese toda la banda sonora de la serie. Intentaremos que así sea para la segunda temporada. La del capítulo cinco, me cuadraba perfectamente con la escena y tuve que usarla.

- Varias personas, me incluyo, han dicho que su capítulo favorito es "Sue" que contiene una escena maravillosa. Siempre estás inspirado, pero ¿Fue ese un momento de inspiración absoluta?

* Yo escribo por tramas o por personajes, no por capítulos. Planteo la temporada y la trama de cada capítulo y luego voy montando. Enseñé la escena a amigos para que me diesen su opinión sobre ella y les gustó bastante. Y esa escena se grabó a la primera, no hizo falta repetir tomas. Ese día no sabíamos si íbamos a poder grabar porque Alba, que es la chica que interpreta a Sue, estaba enferma. Vino y salió del tirón. No iba a ser un plano secuencia, íbamos a ir cortando, pero lo hizo de maravilla de seguido.


- Hace unos años participaste en los Blogos De Oro ¿Consideras que te ha traído más público dicha participación?

* Sí. Tiene pros y contras. Puede conocerte gente y quedarse con tu nombre. Y el contra de la gente que puede decir, más aún siendo tu primer trabajo, que no vales. Pero el balance es positivo.

- ¿Estudiaste dirección?

* Estudié producción. Luego una cosa llevó a la otra y acabé escribiendo y dirigiendo.

- ¿Un director puede hacerse de forma autodidacta?

* Yo creo que sí. A mi los directores que más me llaman la atención, como Tarantino o Lynch, son gente que no reniegan de la escuela de cine pero que han aprendido a base de experiencias. Sin compararme con ellos, claro, yo todo lo que he aprendido de cine lo he hecho por mi cuenta.

- ¿Cuál es la teoría más loca sobre la serie?

* Una que me hizo mucha gracia es la típica. La de que Álex está muerto y que la biblioteca era un limbo. También circula la teoría de que Sue está muerta, aunque yo lo haya desmentido.

- ¿Te preguntan mucho quien es la Amanda real?

* Sí. Me preguntan mucho. Que "¿Quién es Amanda?" o "¿Como te llevas ahora con Amanda?".

- En el último episodio, la escena entre Pepa (Celia) y Álvaro (Cristian) ¿Salió del tirón? Porque se nota mucha complicidad.

* Ellos se llevan muy bien. La escena era más cómica y les di libertad para improvisar. La escena daba pie a la improvisación y es lo que hicieron, no en todo momento pero si en algunas partes. Quedó muy natural.

- Ha sido muy importante las ayudas que os han brindado en cuanto a localizaciones ¿Cierto?

* Sí. Había sitios que ya teníamos pensados y otros que nos iban surgiendo. Por ejemplo, en el episodio siete, el exterior de la clínica es la oficina donde pedí los permisos para rodar. La casa de Álex parece enorme pero es en realidad una casa y una tienda de cocinas en la que tuvimos el espacio suficiente para meter la grúa.

- ¿Como se pide a una tienda de cocinas que te dejen rodar allí?

* Entrando y preguntando.

- Perfecto

* La clave es echarle morro, contarles el proyecto y pedirlo. Y tendrán su promoción en la serie.

- Cuando acabaste de rodar, montar, etc ¿Qué sentiste? El amor recibido ayuda ¿Verdad?

* Cuando ves la serie entera, sientes una satisfacción enorme. Y cuando te llegan elogios, te da un subidón para seguir trabajando. Es la primera vez que me ha parado gente para decirme que había llorado con tal capítulo o que les había gustado tal escena. Es algo muy bonito y muy satisfactorio.



- ¿Que referencias has metido en tu serie?

* Hay muchas referencias en algunos planos y en algunos diálogos.

- Como el comentario de "Parks And Recreation".

* Sí. Rodamos la caída y quedó regular. Tampoco quería que los actores se hiciesen daño o se rompiesen la ropa. Y me recordó a la caída de Leslie Knope en "Parks".

- El capítulo centrado en Eric ¿De donde salieron las ideas de las reglas y del centro en el que estaba?

* El capítulo se llama "Inocencia interrumpida" como la película y hay algunas cosas sacadas de esa película. Pero la mayoría es pura ficción.

- ¿Habrá nuevos personajes en la segunda temporada?

* Tendremos dos Amandas por así decirlo. La real y la que la interprete en la película. Un director para dicha película y a la hermana de Álex.

- ¿Para cuando un cameo de Álex Sereno en su propia serie?

* No lo sé. A lo mejor en la segunda me animo. En principio tenía la intención de protagonizarla yo, pero quería centrarme en estar detrás de la cámara.

- Para conocerte mejor. Dime tres directores y tres guionistas que te gusten mucho.

* Soy más de televisión que de cine. El director que te puedo decir es David Lynch, que me encanta y, aunque no se parece en nada lo que yo hago a lo que hace él, fue el que me lanzó a dirigir. Quentin Tarantino y John Waters. Me gustan directores que no tienen nada que ver con lo que yo hago o con lo que me gustaría hacer.

En el terreno de los guionistas, me interesan mucho los de televisión, los showrunners. Me encanta Louis CK como director y guionista. También me gusta Jill Soloway, creadora de "Transparent" y Michael Hurwitz, el showrunner de "Arrested Development".

- ¿Cúal es tu escritor favorito?

* Jack Kerouac. "En el camino" es mi libro favorito.

- ¿Para cuando un cameo de Aarón Hernández en la serie?

* Tenemos pensado movernos por Andalucía en la segunda temporada. Si pasamos por Granada serás el primero en enterarte.

Y hasta aquí la entrevista. A título personal he de decir que fue un placer charlar con Álex Sereno. Una persona humilde, amable y talentosa. Síganle la pista. Le esperan grandes cosas y las contaremos aquí. Y si no han visto su serie, de nuevo, se la recomiendo encarecidamente.

Aarón Hernández.

martes, 4 de abril de 2017

Balance.


Atreverse. La cuestión es atreverse. Es expresar lo que llevas dentro. Nunca en mi vida me imaginé como una persona pública que escribiría sus pensamientos en un lugar público como es internet. Nunca me vi así.

Toda mi vida, supe que se me daba bien hablar. Hasta hace 4 años no me di cuenta que lo mío era escribir. Dos novelas y este blog. Le he dedicado más tiempo antaño que ahora. Pero sigo ahí. No merece la pena escribir a desgana. Ahora escribo cuando quiero y me sale del alma. Y escribo mejor, modestia aparte.

Esto es un balance. De mi periplo como escritor. De todo lo que he logrado. No es un acto de narcisismo. No es un acto de chulería. Soy un humilde autor de un blog humilde. Pero he conseguido muchas cosas. Nunca seré tan popular como un Youtuber. Nunca haré shows. Nunca seré "famoso". Pero me he sentido tan realizado, que me asusta.

He sido jurado 3 años consecutivos de unos premios como los Blogos De Oro, que me han permitido valorar cortometrajes y películas maravillosas. Me han hecho conocer gente genial y me han invitado a miles de eventos y festivales magníficos.

He participado en concursos como los de 20Minutos. He recibido elogios de famosos por los artículos que escribí sobre ellos. He ilustrado al público sobre The Beatles en sus canciones menos conocidas. He dado la posibilidad a muchos de valorar el buen Spaghetti Western. He descubierto al buscador medio las mejores canciones de "Django Desencadenado".

He honrado a los abuelos, que deberían ser eternos, como dice la trillada frase. Trillada, pero cierta. He vanagloriado la calidad humana de Marcelo Bielsa, con él empezó todo. Y he dado oportunidades de escribir a grandes amigos que tenían talento para hacerlo. Y seguiré haciéndolo. He entrevistado al héroe de mi vida, mi padre. No hay más.

Pero, sobre todo, he llegado a vosotros. Ustedes, mis lectores. Llegar a tanta gente, por poca que sea contando a los grandes comunicadores, ha sido magia. Nunca pensé que tanta gente me leería. Nunca pensé que mi blog estaría por encima de la persona que soy.

El balance va por vosotros. Los que estáis ahí. Los que siempre me leen. Y por todos los que algún día me dijeron que lo había hecho bien. Los que valorasteis mis escritos. Los que me disteis halagos. También a los que me masacrasteis y me intentasteis hundir cuando critique un vídeo nefasto. Donde estamos unos y estamos otros.

Agradecimientos y cariño para todos. Me habéis enseñado a mejorar. Ojalá pudiese abrazaros a todos y tomarme una cerveza con todos vosotros.

Aarón Hernández.